Qué es el CPH4? | What is CPH4?

En la película del 2014 “Lucy” de Luc Besson la protagonista obtiene sus poderes al recibir una sobredosis de CPH4, que se supone es una droga sintetizada de una enzima que generan todos los organismos de las mujeres embarazadas en su sexto mes de gestación y que impacta en el feto como una bomba y ayuda al desarrollo del cerebro.

En la película “Lucy” al recibir la dosis la protagonista (Scarlett Johansson) es capaz de usar el 100% de su cerebro.

¿Qué es el CPH4? | What is CPH4?

Según el mismo Besson en varias entrevistas, la enzima es real, pero él inventó el nombre de la droga, y sus efectos también son ficción ya que se basan en el mito de que los humanos sólo usamos el 10% del cerebro. El mismo Besson afirma que después de trabajar más de 9 años en esa historia es pura ficción.

En pocas palabras la CPH4 sólo existe en el mundo de la película “Lucy” .

¿Qué es el CPH4? | What is CPH4? | Scientifically

  • La CPH4 sintasa es una enzima con el nombre sistémico: 7,8-dihidroneopterina 3′-trifosfata de acetaldehído-liasa (6-carboxi-5,6,7,8-tetrahidropterina + trifosfata), o brevemente: 6-carboxi tetrahidropterina sintasa.
  • Las enzimas son moléculas biológicas que funcionan como catalizadores. La CPH4 cataliza la siguiente reacción: 7,8-dihidroneopterina 3′-trifosfato + H2O  6-carboxi-5,6,7,8-tetrahidropterina + acetaldehído + trifosfato
  • Su estructura cristalina se reportó en Acta Crystallogr. Sect. F Struct. Biol. Cryst. Commun. 64: 119-122 en el año 2008.
  • La estructura es: File:4ntn.jpg – Wikimedia Commons

‘Lucy’ y los superhéroes científicamente posibles

En el mismo núcleo de ‘Lucy’, la última película de Luc Besson, anida una palpitante contradicción. En ella, Scarlett Johansson da vida a una desprevenida jovencita cuyo organismo asimila por accidente una potentísima droga que le otorga superpoderes.

CPH4 lo llaman, y es una versión de laboratorio de una enzima real generada por el organismo de una embarazada a los seis meses de gestación y que, siempre según el director -que no ha desvelado el nombre de esa sustancia natural, así que tratemos el dato con la precaución que merece-, impacta en el feto como una auténtica bomba nuclear orgánica.